Promover y recordar procedimientos y protocolos que permitan brindar un soporte vital básico y en algunos casos avanzado bajo una mirada de seguridad integral, en zona agrestes y urbanas, como una responsabilidad más del profesional de atención prehospitalaria